miércoles, 28 de abril de 2010

Sueñas...



Paralizado el corazón
aterida de ilusiones
pisando de puntillas a veces,
pero sigues,
aunque te desgarres sigues,
aunque te ciegue la luz
una neblina cerrada
que llena cada día hostil
de dudas tu alma,
remendada tantas veces,
zaherida y magullada
pero se van soltando las cuerdas
con las que atarón tus alas,
como pájaro prudente
que contenido vuela bajo
anhelas la libertad de los cúmulos más altos
donde el suelo a la vista se pierde
donde no existen los límites
a los sueños de tu mente.

Mariant Íberi.
Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails