domingo, 24 de octubre de 2010

`Mi noviembre.


Noviembre en sombras
entre hojas muertas
se pierden mis pasos,
frondas amarillas arrastra
un viento helado
que se lleva mi rabia.

Hálito de alegría extraña
caballos de sueños
me galopan el alma,
anochecer otoñal
en una orilla desolada,
mis manos aladas
acarician estrellas
que en un cielo azul
como mariposas sutiles
guiñan en la distancia
mientras escucho
la canción del agua
y mi noche se mece
al son de su tonada,
se hace eco la luna
retornándome
a inocencias olvidadas.

Ay, mi noviembre sereno
y sigue el día en calma,
amanece claro,
soltó amarras el corazón
pero la mar me llama,
viene limpia la brisa
no trae penas cansadas
cambié el atardecer
por el nacer del alba.

Viejos caminos recorro
sin memoria en las pisadas
mis pies ya no siguen
huellas marcadas,
las olas las va borrando
cuando vuelvo la mirada,
virgen está la orilla
llena de estelas doradas
luz, agua y arena

vestidas de gala estrenan
mi ilusión renovada,
el despertad de mi tiempo,
ese que ya me tocaba,
solo ojos nuevos
miran mi mañana.

Mariant iberi.

jueves, 21 de octubre de 2010

Amigo...


Estimado Corazón,
abrigo de sentimientos
de futuros inciertos
pierdes Norte y Fe,
y yo que a veces
la sujeto con alfileres
con los ojos puestos en el infinito
en esta batalla que libro
donde en ocasiones me derrota el tiempo.

Te digo
que me llega tu lamento embozado
la angustia que engañas
como la imagen del espejo,
pero es abierto ventanal
que muestra de tus heridas sólo un bosquejo.

Desde la sencillez de mi alma
se me pierde el entramado de la tuya,
sólo un consejo,
haz de tu lucha
aunque efímera,
una victoria cada día
que tiempo perdido en la derrota,
el resentimiento sólo te embauca
hacia la oscuridad y las sombras.

Bajo este Cielo que cobija
que regala esperanza
y torna hasta las causas más perdidas
que invierte fortunas,
levantando lo hundido
y coloca abajo
lo que antes estaba arriba.

Todo es incierto, nada está escrito
y es nuestro paso
el que hace el camino.

Te regalo mi sonrisa blanca,
mi mano tendida,
me conformo con la tuya franca y amplia,
Como la mía,
limpia.

Mariant Iberi.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails