miércoles, 16 de noviembre de 2016

Caótica reflexión

Imagen: Maria Luisa Herrera Rapela.




Aullando a la luna,
 mientras mana la sangre y recuerdo mi imagen de niña.
Mariposas,
 la ingenua plenitud de la felicidad se opaca
 con el espectro del pasado.
Me alejo,
 la risa empapada de lluvia,
 a ciegas palpando mientras me siento desnuda, 
frente a ojos extraños,
 arrancada la máscara rota y voy,
 por voluntad solitaria loba en el círculo encerrada.
El unicornio de los sueños,
 imágenes de lo bello, 
lo hermoso que siempre imaginé se agita por el viento frío, 
seco de la helada.
Guerrera frente a un cuerpo celeste,
 onírico amarillo, lagos esmeraldas. 
Se aleja el arco iris, Avalón, mis deseos, basura, otoño, paz, ingenua, en roja belleza, serena, plácida.
Aguas oscuras,
 brillante fantasía de la mentira, 
añoranzas de juventud, lo tengo y lo aparto.
Cambio el pelaje, aúlla la  loba,
 duermen los escritos, la luz sobre las aguas, a lo lejos el faro.
Caballos parten y hay que hacer magia.
 No volverá el misterio de un rostro
 y me invade la furia y el cansancio, 
no encuentro a la dama del bosque,
 ni a la reina de la montaña,
 yace entre nenúfares en un paisaje claro oscuro,
 un collage de imágenes caóticas, 
pasiones perdidas bailan una danza de iconos surrealistas, calabazas encantadas, 
el guerrero de oro se pierde en la bruma de las historias no contadas. 
El cisne canta por última vez 
y yo sigo dando la espalda.

Mariant Herrera







viernes, 25 de marzo de 2016

SOY...


La indiferencia de mi llegada 
y el mendigo de caricias esperadas.
Soy las fantasias que me evadían de una realidad ingrata
las carencias, las ausencias y mi refugio en la belleza.
Soy la inconsciencia del trascurrir de los años siempre en espera.
El despertad del amor, la utopía y la realidad que se mezclan.
Soy el desencanto que yerra
el don de la vida repetida surgida de la inconsistencia.
Soy el dolor que derribó los pilares de mi existencia
quien murió conmigo en la desesperación
 y renació junto a mi en la soledad serena.
Soy la morada que levanté descubriendo mi fuerza.
Quien me convirtió en lo que admiro y en lo que detesto.
Quien me desarraigó sentimientos para hacerme nueva.
Soy quien liberó la crispación de mis manos y las dejó abiertas
quien me iluminó la oscura senda.
Soy lo que quiero y lo que niego.
Soy mi luz y mis tinieblas
el hilo de la vida que jamás solté
el espejo donde al fin me reflejo.

Mariant Herrera

martes, 8 de marzo de 2016

EN DERROTA



En soledad acuden dudas
en derrota la firmeza
como olas que se llevan
de paseo la tristeza.

La ilusión tiene estas cosas
levanta castillos al aire
que una ligera brisa
los hace tambalearse.

Y el corazón sigue abierto
y va vertiendo la sangre
marcando el camino
y de tu recuerdo alejándome.

Un faro en la distancia
es la esperanza llamándome,
una mano cierra la herida
en la otra,
sin fuerzas para alcanzarla
intento apoyarme.
 
Mariant Herrera

miércoles, 24 de febrero de 2016

EN MEMORIA



Susurra el viento
atravesando el muro
de la memoria del olvido,
sentada en la orilla
resbalan gotas saladas
por años perdidos.

Tu mirada en el reflejo líquido
en estas horas rotas,
en el púrpura de la tarde
me viene a visitar,
hoy que estoy viva
la muerte del recuerdo
enterrando para siempre
ahora sí, lo que fue sustento
trepada al pasado fuíste pilar
que me sostuvo
cuando amezaba con ceder la mente.


Exhalan los ultimos momentos
que te dedico,
ingrata se extingue la llama
y tu imagen se pierde en el crepúsculo,
me alejo de la orilla amarga,
abierta a la luz de la esperanza
en esta nueva vida
que ella me traza.

Mariant Íberi.




LinkWithin

Related Posts with Thumbnails