jueves, 21 de octubre de 2010

Amigo...


Estimado Corazón,
abrigo de sentimientos
de futuros inciertos
pierdes Norte y Fe,
y yo que a veces
la sujeto con alfileres
con los ojos puestos en el infinito
en esta batalla que libro
donde en ocasiones me derrota el tiempo.

Te digo
que me llega tu lamento embozado
la angustia que engañas
como la imagen del espejo,
pero es abierto ventanal
que muestra de tus heridas sólo un bosquejo.

Desde la sencillez de mi alma
se me pierde el entramado de la tuya,
sólo un consejo,
haz de tu lucha
aunque efímera,
una victoria cada día
que tiempo perdido en la derrota,
el resentimiento sólo te embauca
hacia la oscuridad y las sombras.

Bajo este Cielo que cobija
que regala esperanza
y torna hasta las causas más perdidas
que invierte fortunas,
levantando lo hundido
y coloca abajo
lo que antes estaba arriba.

Todo es incierto, nada está escrito
y es nuestro paso
el que hace el camino.

Te regalo mi sonrisa blanca,
mi mano tendida,
me conformo con la tuya franca y amplia,
Como la mía,
limpia.

Mariant Iberi.
Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails