lunes, 27 de septiembre de 2010

Se me escapa la tarde

El tiempo que a veces no pasa,

parece detenerse en días cansinos que no transcurren
y en otras como hoy apenas puedo seguir su paso.
Se me escapa la tarde, se me escurre y la pierdo.

Quisiera exprimir los minutos que se evaden ajenos a la consciencia,
deternerlo en ese instante en que el viento se entretuvo con mi pelo.
Cuando la brisa salada resbalaba por mi piel
y juguetona regresó al mar
que rielaba con los últimos rayos de sol.

El momento que esa mirada se cruzó con la mía,
una eternidad de segundos
creando universos evanescentes
que como humo mágico desaparecieron
sin explorar.

Las sombras han arrebatado lo que lenta atesoraba,
sólo las letras intentan aprisionar la magia,
agoniza el día, se acaba
cuando sin remedio
la tarde se me escapaba.

Mariant Íberi.
Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails