martes, 10 de agosto de 2010

Herida


Agua azul y mañana clara
y en este día hermoso se me ha nublado el alma,
algo hiere,
 entorpece y perturba mi marcha.

Es grosero el dolor con esta belleza diáfana
cubre la melancolía una sonrisa desganada.
No sé su origen, no da la cara
siento que un viento malherido
ha abierto llagas.

Frente a la inmensidad azulada
intento no pensar en nada
desagraviar por esta flaqueza infortunada
por la línea oscura que penetra
en la luminosa calma que llevaba.

En el baile de las olas he perdido mi mirada,
ya no siento dolor,
es cierto,
llena de vacío
en realidad,
no siento nada.

Mariant Íberi.
Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails